Galletas «Linzer» de naranja y chocolate

Ya tenemos aquí el segundo tutorial I LOVE….. y es que unicamente se trata de sorprender, dulcemente, a esa persona que tanto queremos!!! Podeis acompañarlas de este talonario tan chulo con el que regalar las cosas que no se ven, que son las esenciales!!!

DSC_1742

Realmente no se trata de las famosas galletas austriacas «Linzer», ya que la receta no incorpora los mismos ingredientes y la estétita no es la misma exactamente, pero se acerca mucho y están tan, tan, tan ricas que al final hay que llamarlas de alguna manera, jejejejeje.

Para la masa vamos a utilizar la misma que las de las galletas de encaje, aqui está la receta.

Aparte necesitamos

  • Mermelada de naranja y jengibre (yo he usado esta)
  • Chocolate negro para fundir (podeis utilizar con leche o blanco)

Hacemos la masa igual que para las otras galletas, pero al estirar la masa lo hacemos dejando una lámina mas delgada, ya que luego habrá que ponerlas dobles y si son muy gruesas quedan muy bastas.

DSC_1715

Al cortar tendremos en cuenta que en el centro tendremos que hacer el adorno central, yo he utilizado el mismo cortador de corazón que para las galletas de encaje.

Una vez horneadas y frias rellenamos la mitad de las galletas con la mermelada, pero no mucha, si no se desbordarán al cerrarlas.

DSC_1717

Las dejamos asentar un rato para que las dos partes se peguen, aún así manipular con cuidado por que quedan un poquito sueltas.

DSC_1720

Derretimos el chocolate y bañamos en él nuestras galletas, una tercera parte aproximadamente.

DSC_1722

Dejamos enfriar y endurecer sobre una rejilla y ….. ya está!!!

DSC_1723

Nos las podemos comer inmediatamente o las podemos reservar en una cajita hermética.

DSC_1726

Este año aún no he hecho la mermelada de fresa, pero en cuanto que la haga relleno las»linzer» con ella y las baño en chocolate blanco… prometo fotos!!!

Animaros a hacerlas y ya me contais.

Todos los Santos vs. Halloween y hojaldres de cabello de ángel

DSC_1341

Despues de un tiempecito ….. ¡¡¡He vuelto!!! como los fantasmas, el tenorio, las castañas, los cementerios y la polémica de Halloween.

Para mi esta discusión no existe, me parece que todo es compatible y que rechazar algo simplemente porque nos viene de fuera no ha sido lo que nos ha carecterizado hasta ahora. Además en la variedad está el gusto. Y a los que se rasgan las vestiduras con estas nuevas celebraciones les pregunto…. ¿Que has hecho este año por mantener vivo «lo nuestro»…. visitaste el cementerio, fuiste a ver el Tenorio, hiciste huesos de santo….???

Pues eso, sin meterme  donde no me llaman que cada uno lo celebre como y cuando le de la gana.

Para las galleteras como yo es una buena ocasión para dejar volar la imaginación

DSC_1283

DSC_1285

DSC_1287

DSC_1290

Tambien os traigo una receta de las de toda la vida, hojaldre relleno de cabello de angel

Ingredientes

– 1 Lámina de hojaldre

– 1 Lata de cabello de ángel

– 1 Huevo batido

– Azúcar y canela

Esta receta se ha hecho en mi casa desde que tengo uso de razón en forma de empanadilla. Extendemos la lámina cortamos circulos, ponemos un poco de cabello de ángel en el cento y cerramos como una empanadilla con un tenedor. Pintamos con huevo batido, espolvoreamos con azúcar y canela y al horno.

NIÑOS COMUNION 010

Para darle un toque mas personal os propongo hacerlos con forma de molinillos de viento……..

Os pongo un pequeño tutorial en imágenes, que valen mas que mil palabras

1- Cortamos la lámina en trozos cuadrados. Hacemos unos cortes desde las esquinas sin llegar al centro

DSC_1326 2- Ponemos en el centro el cabello de ángel

DSC_1330

3- Vamos cogiendo siempre la misma esquina, izquierda o derecha, pero siempre la misma y vamos llevando al centro

DSC_1327

4- Vamos pegando las esquinas con un poco de huevo batido

DSC_1328

Tiene que ir cogiendo forma de molinillo

DSC_1329

5- Con un trozo de masa que nos haya sobrado cortamos tiras y las enrollamos, formando una especie de espiral

DSC_1325

6- Pegamos la espiral en el centro y pincelamos todo con huevo batido, sin pasarse. Espolvoreamos con azúcar y canela

DSC_1333

7- Horneamos. La temperatura según el tipo de hojaldre, fresco o congelado, alrededor de 180ºC. Tiempo a ojo, cuando veamos que ha subido el hojaldre y empiezan a dorarse. Cuidado que la canela hace que parezcan mas tostados de lo que están.

DSC_1339

Si os gustan estos sabores tradicionales os van a encantar, se hacen en un momento y podemos dejarnos «ayudar» por los niños.

Gracias por vistar mi cocina.

Naranja Confitada

Despues de una semana realmente intensa lo mejor para soltar stress fué una relajante tarde en un SPA con una amiga…. placer físico y buena charla, ¿que mas se puede pedir? (¡¡Gracias Susi, un beso gordo!!).

Otro de los imprescindibles en mi repertorio a la hora de relajarme es tomar unTé Verde de elaboración propia, asi que os dejo la receta del último ingrediente que me he aficionado a añadirle…. Naranja Confitada.

La receta la descubrí en este blog cuando hice el Roscón de Reyes y le encontré tanta utilidad que no falta en mi despensa.

Ingredientes:

– 3 Naranjas

– 350 gramos de Azúcar

– 200 gramos de Agua

Limpiar muy bien las naranjas, (yo las froto con un estropajo y las enjuago muy bien). Secar y cortar en rodajas de medio dedo de grosor. Disolver el azúcar en el agua en un cazo y poner a calentar. Añadir las rodajas de naranja y llevar a hervir. Cuando empiece a hervir bajar la potencia del fuego y dejar cocer 1 hora y media a fuego muy bajo (yo pongo mi vitrocerámica al 3).

Pasado este tiempo apagar el fuego y dejar enfriar. Cuando estén frias poner en un bote y cubrir con el almibar.  Yo las conservo en un bote de cristal en el frigorífico.

El almibar se puede utilizar para humedecer bizcochos.  La naranja se puede utilizar, secando bien,  para adornar postres, roscones, helados, para dar un toque cítrico al té…. lo que se os ocurra.

Principalmente yo la utilizo para añadir un cuarto de rodajita al vasito de Té Verde, al que además añado piñones y yerbabuena.

Yo ya tengo mi Té preparado (el de la foto), así que voy a relajarme un ratito y disfrutar de lo que queda de fin de semana… 😉

Mermelada de Fresa (en microondas) y el Día del Padre

Ya quedamos en que estoy a favor de todo lo que sea celebrar, pero ya que no puedo felicitar, desde hace unos años, al mejor padre del mundo, me sumo a la iniciativa de El sofá Amarillo y celebrar el día de ese hombre que está tan cerca de nosotros en nuestra vida….

Ya quedamos en que celebrar no tiene que ser igual a gastar un dineral y en esto yo me quedo con la propuesta que ya hiciera Matilde Mota para el Día de San Valentín, los Lovely Checks y que son unos talonarios de cheques que os podeis imprimir, con los que regalamos momentos y gestos de cariño, algunos ya vienen impresos y otros vienen en blanco…. ¡¡ Imaginación al poder!!

Yo os propongo una mermelada de fresas que no deja indifierente a nadie y con la que podeis cubrir momentos muy dulces

Yo aprovecho la temporada de fresas y hago unos cuantos botes que luego utilizo en rellenos de tartas o para cubrir mi infalible Tarta de Queso (esta receta la tengo pendiente de subir).

Esta receta que os propongo tiene de especial que se realiza en el microondas y es super-rapida, esto hace que el color final de nuestra mermelada sea un rojo intenso, que no vais a encontrar en la mermelada realizada a la manera tradicional, ni por supuesto en la industrial.

Ingredientes

– 1/2 kilo de fresas

– 1/2 kilo de azúcar

– zumo de 1 limón

Para estas cantidades nos saldran dos botes de mermelada de tamaño mediano. Lo primero que haremos será elegir los botes y comprobar que cierran bien. Los fregamos y secamos con papel de cocina. LLenar hasta la mitad de agua y meter al microondas unos minutos hasta que el agua hierva (unos 4 minutos aproximadamente, depende del microondas). cuando el agua empiece a hervir sacar del microondas con mucho cuidado, vaciar el agua y dejar escurrir bocabajo sobre papel de cocina.

Poner las fresas troceadas con el zumo de limón de una fuente apta para microondas que sea bastante alta, tipo ensaladera.

Calentar a máxima potencia durante 5 minutos.  Sacar del microondas y añadir el azúcar, removiendo muy bien. Cocer durante 15 minutos a potencia máxima, a intervalos de 5 minutos, en los cuales sacaremos la fuente del microondas para remover bien y retirar la espuma que se forma sobre la mermelada. Esto lo haremos con mucho cuidado ya que la mermelada puede llegar a rebosar un poquito y la fuente alcanzará temperaturas muy altas…. guantes de cocina!!!

Pasado este tiempo de cocción la mezcla de fresas y azúcar se habra licuado bastante y las fresas se habran deshecho en trozos mas pequeños. LLenar los botes de mermelada justo hasta el borde, dejando apenas un centimetro, cuanto menos aire quede en el bote mejor.

Cerrar los botes inmediatamente y poner bocabajo hasta que se enfrien.

Una vez frios ya podemos dar la vuelta y notaremos que la tapa del bote esta ligeramente hundida hacia adentro, eso significa que se ha hecho el vacio en el interior del bote y nuestra mermelada se conservará durante unos meses.

Es recomendable dejar pasar al menos un mes antes de usarla para que se asiente el sabor  y la textura sea la ideal.

Espero que os guste esta idea para disfrutar de las fresas despues de que acabe la temporada.